Vinos rosados

¿Te encantan los vinos? ¿Has probado ya un vino rosado? Los vinos rosados  son un tipo de vino elaborado con uva tinta o la combinación de variedades tintas y blancas, al que se le realiza un proceso de maceración relativamente corto de las pieles con el mosto, antes del prensado y la posterior fermentación. Desde Viñas del Bierzo os explicamos las cualidades y curiosidades de este tipo de vino.

En primer lugar, podemos distinguir los distintos vinos rosados en función de su procedencia. La Denominación de Origen indica la procedencia y la calidad del vino, puesto que depende de las características y las fases de elaboración de la zona geográfica concreta y las variedades con que se produce. La duración de la maceración marcará el carácter del vino, desde tonos pálidos y suaves fragancias, a matices más intensos y opulentos aromas. El rosado tradicional es un vino joven, no se le aplica ningún envejecimiento, sin embargo, actualmente podemos encontrar rosados con crianza en barricas de roble.

 

Vinos rosados

Elaboración

Existen dos maneras de elaborar rosados que se diferenciarán en las operaciones pre-fermentativas y marcarán el estilo del producto resultante. Hay los rosados producidos por prensado directo y se caracterizarán en hacer una maceración muy corta con las pieles. La uva una vez despalillada (separar el grano del raspón) y levemente pisado se llevará a la prensa. En la etapa de prensado se irá produciendo una maceración. Esta será de corta duración y como producto obtendremos rosados de color pálido, tonos rosa salmón o matices piel de cebolla. Por otro lado, tenemos los rosados clásicos por maceración. La uva una vez despalillada y pisado se conducirá a un depósito donde se dejará macerar. El color del vino rosado nos dará mucha información sobre la personalidad del vino.

Nuestros vinos rosados toman su color al dejar el mosto en contacto con la piel de las uvas, en viñas del Bierzo uvas de la variedad Mencía, por un breve periodo de tiempo, que puede ser de unas horas a varios días para conseguir el color deseado. Cuanto más tiempo esté la piel de la uva Mencía en contacto con el vino, más oscuro es el color de un vino rosado.