Pilgrim Stop

Nuestra bodega, ubicada en pleno Camino de Santiago, ve pasar frente a su puerta a los caminantes, venidos de todo el mundo, de paso hacia Santiago. Desde hace cuatro años, el caminante encuentra en nuestra bodega una zona de descanso totalmente gratuíta, con zona Wi-Fi, baños y botiquín gratuítos para pequeñas curas, sellado de credenciales,  etc... que hemos bautizado como "Pilgrim Stop". 

Los visitantes pueden además, realizar catas, visitas a la bodega (restringidas en época de vendimia) o relajarse a la sombra de nuestra terraza de verano.

Nuestro personal atiende a los visitantes en Inglés, Francés e Italiano.