5/5/2017

COMO SERVIR EL VINO

Todos los detalles importan a hora de servir una copa de vino y son varios los factores a los que debemos atender si queremos disfrutar al máximo de un buen vino.

TEMPERATURA DEL VINO
El primer punto es la temperatura del vino. Ya sea vino blanco o tinto cada uno tiene la temperatura ideal para disfrutar de todo el sabor y matices del vino que vamos a tomar. Parece una tarea imposible saber a la temperatura a la que debemos servirlo, mejor ni muy frío que nos impida percibir los aromas del vino ni muy caliente porque se potencia el alcohol y los azúcares.

En general los vinos blancos se deben servir fríos y los tintos deben tomarse con un margen de temperatura que oscile entre los 16 y los 18 º C. Los vinos añejos conviene descorcharlos y dejarlos a temperatura ambiente un tiempo antes de servir, sin dejar que supere los 20ºC.

COMO ABRIR LA BOTELLA DE VINO
Esta claro que con un buen abridor o sacacorchos en primer lugar y sin mover en exceso la botella pare evitar subir la temperatura del vino. Una vez que sacamos el corcho suavemente, limpiar el cuello de la botella.

AHORA AL DECANTADOR
Antes de pasar a la copa tiene que oxigenarse para aumentar su perfil de sabor. Podemos servirlo en la botella, pero el vino gana en matices en un decantador. También al decantar y dejar reposar el vino, facilitamos que los posibles posos no queden en suspensión.

SOBRE LA COPA
Las copas de vino tinto suelen ser más grandes que las de vino blanco, elegir siempre de cristal y la forma correcta de agarrarla es por el tallo. Si la sostienes por el cáliz, el vino se calentará muy rápido. Cuando se vierta el vino en la copa, hacerlo en el centro de la copa y solo una tercera parte de la copa.

ORGANIZACIÓN
Las reglas dicen que los vinos blancos deben servirse antes que los tintos, los vinos jóvenes antes de las cosechas antiguas, los ligeros antes que los con más cuerpo, los secos antes que los dulces y los mejores vinos, esos especiales o únicos, siempre al final.

Pequeños detalles que tenemos que tener en cuenta para que el ritual de tomar vino sea mucho mejor. Es el momento tomar el contacto con el buen vino.